iögo: la marca de yogurt

La marca de yogurt Iögo es una identidad creada por Ideograma Montreal, la cual se ha convertido en sinónimo de calidad a lo largo de Canadá.

  • Descripción
  • Diapositivas

Desde hace más de 40 años Ultima Foods se ha dedicado a crear productos lácteos y yogurts de la más alta calidad. En agosto de 2012, como resultado de muchos meses de investigación y pasión por el diseño, iögo  -la nueva marca de yogurt- llegó a los supermercados canadienses como una alternativa natural y saludable.

Desde que surgió la idea de crear un yogurt diferente, la empresa ya contaba con todos los elementos necesarios para volverse una fuerza instantánea en la producción y distribución del producto. Sin embargo, hacía falta crear una identidad que les permitiera destacar sus puntos fuertes. En ese momento llamaron a Ideograma Identité a colaborar con el grupo de expertos de Ultima Foods y la consultora Cohesión, con sede en Montreal, para crear una identidad para la nueva familia de yogurts.

El nombre “iögo” fue recibido con mucho entusiasmo desde el inicio, por ser corto, disruptivo y relevante para las audiencias a las que se dirige. El logotipo, que emplea una combinación de mayúsculas y minúsculas, genera un impacto visual suficientemente poderoso y serio como para convertirla en una marca memorable que avala y promueve los productos libres de colorantes, sabores artificiales y  conservadores. Además el uso de la diéresis en la letra “o” sugiere que se trata de una marca lúdica y cosmopolita.

El lenguaje visual fue desarrollado pensando en los factores diferenciadores de la marca: limpieza y transparencia en la calidad de los productos, colores vibrantes como las frutas y dinamismo que la convierten en una marca joven y auténtica.

Finalmente, desarrollamos un lenguaje con el mismo hilo conductor de diseño para cada una de las siete líneas de yogurt: original, 0%, Probio, Greko, Nomad, Zip y Nano. Logrando así, homogeneizar la imagen, diferenciarnos del resto y agregar valor a la marca.

El reto fue grande, pero el resultado valió mucho la pena. Y ahora, con mucho orgullo, les presentamos el nacimiento de un nuevo héroe del yogurt: iögo