8 janvier 2020

Kipling

Kipling evoluciona su firma con un tanagrama que refleja la unión y proyección.

Un instituto fundado hace más de 50 años por padres de familia y profesores que buscaban ofrecerle una educación de alta calidad a sus hijos y su comunidad, renueva su imagen tras no haberla modificado desde sus inicios. Así, Kipling se replantea su comunicación para impactar de una manera más eficiente a sus audiencias y confirma su propósito de formar personas para trascender.

Es un orgullo para Ideograma presentar a través de la evolución gráfica de la marca, cuál ha sido y sigue siendo el propósito de Kipling, y cómo es que siguen manteniéndose a la vanguardia sin perder el sentido de familia para permanecer unidos.

Felicitamos al Instituto por un lanzamiento exitoso entre su comunidad interna y auguramos lo mismo para sus audiencias externas. 

Espera la publicación del caso completo para conocer a fondo el resultado de nuestro trabajo.

Ideograma

Kipling

Evoluciona su marca con un "tanagrami" que refleja la unión y proyección