La identidad y sus analogías

—Juan Carlos Fernández

La identidad corporativa puede ser comparada con muchas metáforas. Tanto durante su etapa de conceptualización como a lo largo de su vida, la marca y los elementos de comunicación que la rodean están expuestos a interpretaciones que dependen del contexto, del momento y de los antecedentes diversos de cada persona que la vive. Las marcas capturan la imaginación de las personas, y como cada cabeza es un mundo su vida depende del cristal con el que se mira.

Mi pasión por la identidad me hace comparar constantemente lo que me rodea con lo que creamos en Ideograma. Pienso en elementos de diseño mientras cocino; analizo la secuencialidad de la comunicación mientras camino por un museo; pienso en lo orgánico de un sistema cuando camino por la naturaleza… 

En este espacio me aventuraré a comparar la vida de las marcas con diferentes conceptos para juntos descubrir si algo podemos aprender.

A fin de cuentas la belleza de nuestro trabajo radica en aprender a ver la vida desde la perspectiva de nuestros clientes: a veces banqueros, a veces pasteleros, a veces educadores. Ningún proyecto es igual, ni el quehacer diario de nuestros clientes es el mismo, y al descubrirlo se ha dado algo mágico que nos beneficia a todos: la capacidad de ver cada proyecto con ópticas distintas. Así, lo que hemos aprendido de las aerolíneas nos ha dado una nueva visión sobre productos de consumo; y lo que nos maravilló al trabajar con una televisora es aplicable a un proyecto de responsabilidad social.

Pero más que de profesiones miremos los entornos, las disciplinas. Si tu marca fuera una persona, ¿cómo sería? ¿Y si fuera un cuento? ¿Qué creencias sostendría si fuera una religión? ¿Qué  podemos aprender de un restaurante para implantar correctamente un programa de identidad?

Imaginemos juntos, y bienvenido a este espacio de experimentación.

Juan Carlos Fernández

Socio fundador y director creativo

Consumado prestidigitador de símbolos y metáforas, e incansable relacionador de ideas y personas. Su talento y curiosidad inagotables son el helio que nos inspira y eleva. Fundó Ideograma en 1999 y dirige nuestra creatividad desde Montreal.

Más del ideario de Juan Carlos Fernández