Identidad y diseño editorial

—José Luis Cacho

La identidad corporativa se expresa y se crea a través de distintos vehículos de comunicación, sin embargo, pocas oportunidades son tan ricas en expresión como las que ofrece el diseño editorial. Con imágenes, lenguaje tipográfico, color, diagramación, ritmo, cadencia y secuencia, una pieza editorial bien diseñada puede construir identidad mientras se conecta con el lector y monopoliza su atención.  

El proceso para la creación de un producto editorial nace y comienza a crecer desde la identidad. La esencia de una marca es la materia prima de un buen diseño y a su vez el eje rector del proceso entero. Este eje se completa con la comprensión de la naturaleza de los contenidos, es decir, entender si la finalidad de nuestro diseño servirá para una labor de ventas, si será una pieza informativa, o si busca lograr un sentido de pertenencia. Así, la esencia y la funcionalidad, representan los pilares sobre los que se construye una pieza de diseño excepcional. 

El diseñador, antes de adentrarse de lleno en la ejecución técnica, se encarga de definir el formato según la cantidad de información proporcionada, de familiarizarse con el lenguaje de la marca y de buscar inspiración en las aplicaciones existentes. 

Actualmente, el diseño editorial se encuentra en una fase de transición hacia plataformas digitales que se adapten a los cambios de consumo de los últimos años, lo cual impactará directamente en el proceso que seguimos hoy. Aun así, el hecho de que las pruebas de impresión, la revisión de sustratos o la elección de acabados comience a pasar a un segundo plano, no significa una pérdida de potencial creativo para el diseño editorial. Gracias a los avances tecnológicos, ahora se tiene la oportunidad de incluir contenido multimedia a las creaciones, como animaciones o incluso sonidos, que expandan las posibilidades comunicativas de un producto final. 

En Ideograma damos énfasis durante este proceso al esfuerzo conjunto para lograr resultados con esencia y funcionalidad palpables. Nos gusta pedir opiniones, evaluar nuestras ideas y contar con distintos puntos de vista que enriquezcan la diversidad de nuestro trabajo. Sabemos la importancia que tiene el uso adecuado del diseño editorial: brinda no solo calidad estética a la marca sino también aporta trascendencia y actualidad.

José Luis Cacho

Diseñador, Implantación

Espontáneo, irreverente y apasionado de la implantación, traza la ruta para que la identidad corporativa arribe a un destino propio de belleza y unicidad.

Inicia Educación

Nueva identidad para un fondo de inversión de impacto social