Ideograma consciente del ambiente e inspirado por la naturaleza

—Rosalind Pearson

Nos gusta decir que somos una empresa alegre, que somos un grupo de personas con buen gusto, apasionadas por el diseño, la creatividad, las fiestas y la cultura. Somos entusiastas y empáticos, y esto incluye ser conscientes y responsables. Nuestra conciencia ecológica está lo suficientemente desarrollada para permitirnos reciclar, trier y mantener una composta con éxito. Definitivamente nos interesa ser responsables con nuestro ambiente y trabajar para el bien de todos, para nuestra Tierra.

Nuestra razón de ser es el diseño y la comunicación estratégica. Por lo tanto, las computadoras y las pantallas de alta resolución son parte de lo que necesitamos para mantenernos a la vanguardia del mundo de la identidad corporativa. Dependemos de la tecnología que está en un proceso permanente de desarrollo y mejora continua, y es inevitable que tengamos que renovar nuestros equipos cuando envejecen. Siempre donamos el equipo viejo a escuelas o personas de bajos recursos así asegurando su inmediato reuso y reciclaje.

Todos nuestros focos son ahorradores; no tenemos estufa ni boiler para calentar agua, así evitamos usar el gas por completo. Nuestro mayor gasto energético es la luz eléctrica, sin embargo, por tener equipos actualizados nuestro consumo puede ser controlado al máximo. Nuestro próximo paso –ya estudiado y planeado– será instalar un sistema de paneles solares en el techo para reducir importantemente nuestra dependencia de la red eléctrica y sus altos costos.

Tenemos la suerte no solo de disfrutar de un jardín hermoso, sino también de nuestra ubicación privilegiada a lado de la barranca más importante de Cuernavaca, la ciudad de la eterna primavera. Solemos decir con frecuencia y convicción que la vegetación exuberante que nos rodea, nos inspira ser más creativos y nos ayuda desarrollar mejores ideas. Nuestro entorno verde también nos genera una verdadera sensación de armonía con la naturaleza, por eso disponemos del espacio perfecto para gestionar una composta donde depositamos los desechos orgánicos que generamos. Una vez descompuesta, meses después, utilizamos la rica tierra resultante para nutrir las plantas y árboles del jardín.

Nuestro deseo es que estas prácticas que hemos inculcado en Ideograma sean replicables por nuestros clientes y amigos en otras instituciones, organizaciones y hogares donde se encuentren. Sin duda alguna, el estar en contacto con la naturaleza y hacer un esfuerzo por cuidar el medio ambiente genera un gran estado de bienestar. 

Rosalind Pearson

Comunicadora y publirrelacionista

Su naturaleza inglesa adaptada a y adoptada por México, le permite ser crítica, realista, puntual y entrañable, al provocar conversaciones entre clientes, diseñadores, amigos, universidades y medios de comunicación. Es nuestra conciencia ambientalista.

Más del ideario de Rosalind Pearson